El Rey invita a Obama a venir a España Obama expresa, según Moratinos, su voluntad de visitar el país, aunque sin fecha concreta

PEDRO RODRÍGUEZ | CORRESPONSAL EN WASHINGTON Actualizado: 18/02/2010 Guardar Enviar noticia por correo electrónico Tu nombre * Tu correo electrónico * Su correo electrónico *

Su Majestad el Rey se ha convertido este miércoles en el primer jefe de Estado europeo recibido por Barack Obama en la Casa Blanca. Don Juan Carlos aprovechó el encuentro de aproximadamente una hora y media para insistir en que el presidente de Estados Unidos realice una visita oficial a España, más allá de la cancelada cumbre con la Unión Europea que debería haber tenido lugar esta primavera.

La reunión ha consistido en un afectuoso primer saludo y un almuerzo servido en el comedor adjunto al despacho oval. Comida a la que también asistieron el consejero de seguridad nacional, James Jones, y la secretaria de Estado, Hillary Clinton, que mantiene una entrañable relación con la monarquía española desde sus tiempos de primera dama.

Por parte española, estuvieron presentes el ministro Moratinos y el jefe de la Casa Real, Alberto Aza.

La conversación habría girado en torno a las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y España, mejoradas tras superarse las tensiones acumuladas entre el gobierno socialista y la Administración Bush. Con gestos especialmente valorados por Washington como la oferta confirmada esta semana de acoger a cinco presos de Guantánamo. Además de abordarse múltiples problemas internacionales, sobre todo relacionados con Oriente Medio, Iberoamérica y en particular Cuba.

Posteriormente, el ministro Moratinos indicó que Obama sin concretar fechas había expresado su deseo de volver a visitar a España, recordando que ya había estado en Barcelona y Córdoba. Según el presidente de Estados Unidos, una de las mejoras noticias de su primer año de mandato habría sido la normalización de unas excelentes relaciones con España.

Según ha informado la Zarzuela, Don Juan Carlos obsequió a su anfitrión con una copia personalizada de la traducción al español del «best-seller» de Obama «Sueños de mi padre». Libro encuadernado en piel y con una reproducción del escudo presidencial a cargo del premiado artesano madrileño Luis Mínguez. Parte del menú servido en la comida habría sido realizado por el cocinero español José Andrés.

La cita en Washington ha tenido lugar entre crecientes desencuentros trasatlánticos de Estados Unidos con la Unión Europea. Y a tan sólo quince días después de que el presidente del Gobierno español participase en el Desayuno Nacional de Oración. Aunque en aquel foro de Washington, Zapatero y Obama no tuvieron apenas tiempo ocasión de conversar.

Los contactos del Rey con la Casa Blanca se remontan a los tiempos de la Administración Kennedy. Hasta el punto de que desde 1962, el monarca español ha tenido ocasión de reunirse con ocho presidentes de Estados Unidos. Además de periódicas conversaciones telefónicas con el despacho oval, ganándose un considerable respeto tanto en círculos del Partido Republicano como del Partido Demócrata.

En sus detallados diarios publicados en el 2007, Ronald Reagan reflexionaba sobre la sencillez de la Familia Real y con terminología marinera destacó: “La Monarquía, como ancla a barlovento, es un factor importante para mantener a España en una senda democrática y el Rey está dedicado a ese propósito. Él y yo tenemos una relación sólida y su amistad hacia Estados Unidos es sincera y duradera”.